Rammstein – Bück dich (18+)

ADVERTENCIA: Este blog jamás se ha autocensurado y no pienso comenzar ahora. Sólo advierto que el video que acompaña a estas líneas NO ES APTO para menores de 18 años; tengo 2 hijos a los que animo siempre a oír y ver buena música, pero no les mostraría este video hasta que tuvieran, de verdad, 18 años, porque es un material que emula tanto y tan bien la pornografía que si lo hago, podrían meterme presa. En mi opinión, es probable que poco antes de los 18 ya puedan entenderlo y disfrutarlo, pero las leyes de mi país y de la mayoría del mundo civilizado dicen que no, de modo que si usted, estimado lector o lectora, no es mayor de edad de acuerdo con las leyes de su país de residencia, lo conmino a no activar el video adjunto y limitarse a leer la letra y traducción. Gracias.

Ahora sí, tengo que contarles mi anécdota de antenoche: en la más profunda de las anhedonias, inerte como un tronco recién cortado debido al simpatiquísimo momento que estoy pasando (yet again, yay!), me tropecé con esta presentación de Rammstein en el Family Values Tour de 1998, que compartieron con otros grandes y no tan grandes como Korn y Orgy. Sólo presentaron 2 canciones, “Du hast” y “Bück dich”, en ese orden. Pero primero se me ocurrió ver Bück dich, porque no la había revisado nunca en vivo… Mi mandíbula se cayó al piso. Cuando logré recogerla y ponerla en su lugar, la sonrisa no se me borró por horas. Horas. Rammstein ya me tiene acostumbrada a su desvergonzada obsesión por atravesar todos los límites de la decencia y las buenas costumbres establecidas (y por eso los amo cada día más) pero lo que tiene lugar en este video cruza la línea tan lejos que sencillamente la línea se pierde de vista en el horizonte. Valga mencionar que en 1999 el acto en cuestión les costó a Till y Flake Lorenz una noche de cárcel, por realizarlo en un escandalizable pueblucho de Amerika.

Así que, después de verlo una infinidad de veces desde antenoche hasta ahora, he decidido que en el momento en que me esté muriendo, no quiero que mi cerebro recree la famosa imagen del túnel de luz al final del cual te esperan tus difuntos amados. Lo que quiero ver mientras mi encéfalo se desoxigena y progresivamente muere, es una reproducción de este video: la glorificación de la transgresión, la burla épica a los “valores familiares”, la exaltación del falo, la imagen del suculento cuerpo de Till Lindemann agitándose en espasmos sexuales al ritmo de la música con ese alimenticio dildo chorreando lo que dicen que es una mezcla de licor de anís y agua. Sencillamente glorioso.

Bück dich

Bück dich, befehl ich dir
wende dein Antlitz ab von mir
dein Gesicht ist mir egal
bück dich

Ein Zweibeiner auf allen vieren
ich führe ihn spazieren
im Passgang den Flur entlang
ich bin enttäuscht

Jetzt kommt er rückwärts mir entgegen
Honig bleibt am Strumpfband kleben
ich bin enttäuscht, total enttäuscht

Bück dich
Bück dich
Bück dich
Bück dich
das Gesicht interessiert mich nicht

Der Zweibeiner hat sich gebückt
in ein gutes Licht gerückt
zeig ich ihm was man machen kann
und ich fang zu weinen an

Der Zweifuss stammelt ein gebet
aus Angst weil es mir schlechter geht
versucht er tief sich noch zu bücken
tränen laufen hoch den rücken

Bück dich
Bück dich
Bück dich
Bück dich

Bück dich, befehl ich dir
wende dein Antlitz ab von mir
dein gesicht ist mir egal
bück dich, nocheinmal!

Bück dich
Bück dich
Bück dich
Bück dich
Bück dich

——————————————————–

Agáchate

Agáchate, yo te lo ordeno
voltea ese rostro lejos de mí
tu cara no significa nada para mí
Agáchate

Un bípedo puesto en cuatro
lo saco a pasear
lentamente vamos por el pasillo
Estoy decepcionado

Ahora viene de vuelta hacia mí
la miel se queda pegada en el liguero
Estoy decepcionado, totalmente decepcionado

Agáchate
Agáchate
Agáchate
Agáchate
Esa cara no me interesa

El bípedo se ha agachado
y se ha puesto en buena luz
Le muestro lo que uno puede hacer
y me doy cuenta de que me pongo a llorar

El bípedo murmura una oración
su miedo me hace sentir mal
Trata de agacharse mucho más profundo
Las lágrimas corren por su espalda

Agáchate
Agáchate
Agáchate
Agáchate

Agáchate, yo te lo ordeno
voltea ese rostro lejos de mí
tu cara no significa nada para mí
Agáchate, otra vez!

Agáchate
Agáchate
Agáchate
Agáchate
Agáchate

Rammstein – Du reichst so gut

Hoy no vamos a hablar de sensibilidad poética ni de almas atormentadas. Hoy, meine Damen und Herren, este blog deja la razón y los sentimientos de lado y se vuelve pura piel, puro deseo, puro Tanz Metal y erotismo. Después de todo, qué sería el amor sin sexo? Nada más que edulcorante.

Asi que si tengo que nombrar una canción de Rammstein que me enloquezca por completo, una letra de Till Lindemann que me haga querer saltarle encima, ésta es. Inspirada al parecer por las ansias olfativas asesinas de Jean-Baptiste Grenoulile, motivadoras de más de una canción por ahí, ésta sí lleva el morbo de esa novela a otro nivel (era que no, con semejante letrista de por medio). A medida que mi alemán mejora y puedo traducir con algo más de soltura, me doy cuenta de que el idioma del amor no es el francés. No señor, el idioma del amor, con piel, deseo, humedad, furia y lujuria desbordante, es el alemán.

Ésta es, a mi juicio, la versión completamente PERFECTA de la canción. Tanz (baile) incluido:

Pero el video original (1995) es absolutamente imperdible. La piel húmeda de Till en contraste con sus hermosas cicatrices, esa mirada profundamente asesina y la sensación de que los 6 Rammstein en pleno te van a saltar encima a depredarte mientras sonríes de oreja a oreja… OMG. Tan hot que no se lo pienso mostrar a mi hija hasta que tenga al menos 12 años. Sé que no se puede ver directamente acá por restricciones de Universal, pero vayan a verlo a Youtube. En serio. Letra y traducción más abajo.

Du reichst so gut

-Der Wahnsinn-
ist nur eine schmale Brücke
die Ufer sind Vernunft und Trieb
ich steig dir nach
das Sonnenlicht den Geist verwirrt
ein blindes Kind das vorwärts kriecht
weil es seine Mutter riecht

-Ich finde dich-
Die Spur ist frisch und auf die Brücke
tropft dein Schweiss, dein warmes Blut
ich seh dich nicht
ich riech dich nur Ich spüre Dich
ein Raubtier das vor Hunger schreit
wittere ich dich meilenweit

Du riechst so gut
du riechst so gut
ich geh dir hinterher
du riechst so gut
ich finde dich

– so gut, so gut
ich steig dir nach
du riechst so gut
gleich hab ich dich

-Jetzt hab ich dich-
Ich warte bis es dunkel ist
dann fass ich an die nasse Haut
verrat mich nicht
oh, siehst du nicht die Brücke brennt
hör auf zu schreien und wehre dich nicht
weil sie sonst auseinander bricht

Du riechst so gut
du riechst so gut
ich geh dir hinterher
du riechst so gut
ich finde dich

– so gut, so gut
ich steig dir nach
du riechst so gut
gleich hab ich dich

Du riechst so gut
du riechst so gut
ich geh dir hinterher
du riechst so gut
ich finde Dich

– so gut, so gut
ich fass dich an
du riechst so gut
jetzt hab ich dich

——————————————————

Hueles tan bien

-La locura-
es sólo un puente estrecho
sus extremos son la razón y el impulso
Me trepo a él
la luz del sol confunde la mente
Un niño ciego avanza gateando
guiado por el olor de su madre

-Te encuentro-
El rastro está fresco y sobre el puente
gotea tu sudor, tu sangre tibia
No te veo
sólo te huelo, te siento
Un depredador que grita de hambre
Te huelo a kilómetros

Hueles tan bien
hueles tan bien
voy detrás de ti
hueles tan bien
Te encuentro

– tan bien, tan bien
Me trepo a él
Hueles tan bien
tengo que tenerte

-Ahora te tengo-
Espero hasta que esté oscuro
luego me aferro a la piel húmeda
no me traicionaré
oh, no ves que el puente se quema?
Deja de gritar y no te defiendas más
porque si sigues se destrozará

Hueles tan bien
hueles tan bien
voy detrás de ti
hueles tan bien
Te encuentro

– tan bien, tan bien
Me trepo a él
hueles tan bien
Tengo que tenerte

Hueles tan bien
hueles tan bien
voy detrás de ti
hueles tan bien
Te encuentro

– tan bien, tan bien
me aferro a ti
hueles tan bien
ahora te tengo.

Rammstein – Bestrafe mich

Tengo que decirlo: me es imposible desligar esta canción de la noción de BDSM, aunque una vez traducida me queda claro que más bien hace alusión a la práctica Opus Deis de expiar los pecados con dolor. Alguien que cometió un pecado tan grande que necesita que lo castiguen tanto como para que ese pecado se haga pequeño. Pero al retumbar en mis oídos por primera vez, la sensación fue de una verdadera invitación al sadomasoquismo. Una con tarjeta de bordes dorados y un RSVP al que correría a confirmar mi asistencia. Tintes intencionales muy probablemente; se sabe que Till Lindemann siempre busca provocar y choquear a su público. Tengo que decir cuánto me enamora todo esto, o ya se entiende?

El video lo subí yo misma, al igual que la snapshot que acompaña estas palabras. Ambos provienen del DVD de 1998 “Live aus Berlin”, uno de los dos DVDs en vivo que ha editado la banda. Anoche acabo de bajar el segundo, Volkerball… Tenemos Rammstein para rato en este blog.

Letra y traducción hecha con una sonrisa de oreja a oreja, más abajo.

Bestrafe mich

Bestrafe mich
bestrafe mich
Stroh wird Gold
und Gold wird Stein
deine Grösse macht mich klein
du darfst mein Bestrafer sein, ja

Der Herrgott nimmt
der Herrgott gibt

Bestrafe mich
bestrafe mich
du meinst ja
und ich denk NEIN!
schliess mich ein in dein Gebet
bevor der Wind noch kälter weht

Deine Grösse macht mich klein
du darfst mein Bestrafer sein
du darfst mein Bestrafer sein

Deine Grösse macht mich klein
du darfst mein Bestrafer sein
du darfst mein Bestrafer sein
du darfst mein Bestrafer sein

Deine Grösse macht ihn klein
du wirst meine Strafe sein
Der Herrgott nimmt
der Herrgott gibt
doch gibt er nur dem
den er auch liebt…
Bestrafe mich

—————————————————–

Castígame

Castígame
Castígame
La paja se vuelve oro
y el oro se vuelve piedra
Tu tamaño me hace pequeño
Tú puedes ser mi castigador, sí

El Señor quita
El Señor da

Castígame
Castígame
Quieres decir que sí
y yo creo que NO!
Enciérrame en tus oraciones
antes de que el viento sople aún más frío

Tu tamaño me hace pequeño
Tú puedes ser mi castigador
Tú puedes ser mi castigador

Tu tamaño me hace pequeño
Tú puedes ser mi castigador
Tú puedes ser mi castigador
Tú puedes ser mi castigador

Tu tamaño lo hace pequeño
Tú te convertirás en mi castigo
El Señor quita
El Señor da
Pero también es el único
que a la vez da amor…
Castígame

Amanda Palmer – Map of Tasmania

Vamos a dejar claro primero que, con todo lo que amo a Amanda Palmer, la idea central de esta canción no representa el pensamiento del blog Sotavento. No, señor, aquí nos depilamos a la brasilera y CON CERA. Estamos? Ok.

Mi adorada Amanda Fucking Palmer lanza este 21 de enero su disco “Amanda Palmer goes down under”, grabado en y para Australia. Mientras dura la espera, pueden bajar esta canción aquí, con la frase más linda del mundo de la música: “name your price”. O sea, gratis si quieren.

En caso de que alguno no entienda la relación de Tasmania con el pubis, se adjunta mapa a la derecha. Y si el vello púbico es sexy o no, podemos discutirlo en los comentarios. El punto es que Amanda Palmer, que no se toma la molestia de depilarse axilas ni pubis, es más sexy que todas las mujeres que conozco, juntas. Comencemos el año con algo divertidamente sexy entonces? Video (IMPERDIBLE) ý traducción más abajo. Y si no los hizo bailar, saquen hora al médico!

*Edit: hablando con parte del equipo de Amanda, me aclaran que la exclamación de Amanda es “Fuck it!”, así que así queda.

Map of Tasmania

Oh my god… Fuck it!

They don’t play the song on the radio
They don’t show the tits on the video
They don’t know that we are the media
They don’t know that we start the mania
Your eyes don’t want to see what I’m making you
Your ass is off its seat and I’m shaking you
Walking down the street I’m the lady – ah –
Showing off my map of Tasmania

Soft and sweet and shaped like a triangle
Some girls want no shape and they shave it all
That’s so whack, it hurts with the stubble
Walking ‘round and look like an eight-year-old
Soft and sweet and shaped like a triangle
Some girls want no shape and they shave it all
That’s so whack, it hurts with the stubble
Walking ‘round and look like an eight-year-old

I say grow that shit like a jungle
Give ‘em something strong to hold onto
Let it fly in the open wind
If it get too bushy, you can trim

They don’t play the song on the radio
They don’t show the tits on the video
They don’t know that we are the media
They don’t know that we start the mania
You eyes don’t want to see what I’m making you
Your ass is off its seat and I’m shaking you
Walking down the street I’m the lady – ah –
Showing off my map of Tasmania

————————————————————————–

Mapa de Tasmania

Oh my god… Que se jodan!

No tocan la canción en la radio
No muestran las tetas en el video
No saben que nosotros somos los medios
No saben que nosotros empezamos la manía
Tus ojos no quieren ver lo que te estoy haciendo
Tu culo se paró del asiento y te estoy haciendo sacudir
Caminando por la calle yo soy la dama
Presumiendo de mi mapa de Tasmania

Suave y dulce y con forma de triángulo
Algunas chicas no quieren ninguna forma y se lo afeitan todo
Eso es tan desagradabe, duele cuando están creciendo
Van paseando por ahí y se ven como de 8 años
Suave y dulce y con forma de triángulo
Algunas chicas no quieren ninguna forma y se lo afeitan todo
Eso es tan desagradabe, duele cuando están creciendo
Van paseando por ahí y se ven como de 8 años

Yo digo que se dejen crecer la cuestión como una jungla
Dénles algo fuerte donde agarrarse
Déjenlo volar libre al viento
Si se pone muy frondoso, se lo pueden recortar

No tocan la canción en la radio
No muestran las tetas en el video
No saben que nosotros somos los medios
No saben que nosotros empezamos la manía
Tus ojos no quieren ver lo que te estoy haciendo
Tu culo se paró del asiento y te estoy haciendo sacudir
Caminando por la calle yo soy la dama
Presumiendo de mi mapa de Tasmania

Zonas erógenas

Mina & Dracula

siempre he estado de acuerdo con quienes afirman que la principal zona erógena humana es la mente. esta foto que encontré hace poco retrata el momento por lejos más sensual y generador de sensaciones de índole lúbrica en esa bendita película, Bram Stoker’s Dracula. Gary Oldman no es precisamente bello en el sentido objetivo de la palabra, ni tiene un físico espectacular, pero en este rol destila sensualidad, se vuelve no sólo hermoso y atrayente, sino digno de despertar pasiones auténticamente milenarias.

bronceados bíceps voluminosos y abdómenes de tabla de planchar pierden toda sustancia frente a una mente que te haga soñar. el ingenio, la agudeza, la extrema lucidez, ese brillo en los ojos que delata una inteligencia poco común… irresistibles.

al fin y al cabo, es lo que quedará cuando el tiempo pisotee todo lo demás.

Hasta ahora

  • 117,223 visitas.
A %d blogueros les gusta esto: