Nirvana – Scentless Apprentice

A principios de los 90, poco antes de conocer a Radiohead, mi banda favorita era Nirvana. Kurt Cobain a menudo describió como su favorito el libro “Perfume” de Patrick Suskind (1985), novela que sería llevada al cine en el 2006 por el cineasta alemán Tom Twyker, con críticas dispares. Reconozco haber visto primero (y disfrutado mucho) la película, pero el libro fue mucho más devastador y bien llevado. Soy una persona extremadamente olfativa, por cierto; conozco a las personas que amo por sus olores a ojos cerrados, y detecto enfermedades como el resfrío por el aroma peculiar que despiden, incluso antes de que sus síntomas se consoliden. De modo que el viaje por el reino de los olores que describe Suskind es mejor vivido, al parecer, cuando se da espacio a la imaginería personal.

Inspirado por este libro, Cobain escribió esta canción para su disco In Utero de 1993. Al año siguiente moriría de un escopetazo en la cara, gatillado por su lamentable adicción a la heroína y su pobre red de apoyo familiar y social. Cuando veo performances como la de este video, siento que se le echa de menos.

Scentless Apprentice

Like most babies smell like butter
His smell smelled like no other
He was born scentless and senseless
He was born a scentless apprentice

Go away – get away, get away, get away

Every wet nurse refused to feed him
Electrolytes smell like semen
I promise not to sell your perfumed secrets
There are countless formulas for pressing flowers

Go away – get away, get away, get away

I lie in the soil and fertilize mushrooms
Leaking out gas fumes are made into perfume
You can’t fire me because I quit
Throw me in the fire and I won’t throw a fit

Go away – get away, get away, get away
Get away, get away, get away

—————————————————————————

Aprendiz sin olor

Como la mayoría de los bebés huelen a mantequilla
Su olor olía como ningún otro
Él nació sin olor y sin sentido
Él nació como un aprendiz sin olor

Vete – aléjate, aléjate, aléjate

No hubo nodriza que quisiera alimentarlo
Los electrolitos huelen a semen
Prometo no vender tus secretos perfumados
Hay incontables fórmulas para presionar flores

Vete – aléjate, aléjate, aléjate

Yazco en la tierra fertilizando hongos
Los gases que se escapan se convierten en perfume
No puedes despedirme porque yo renuncio
Tírame al fuego y no te haré ni un berrinche

Vete – aléjate, aléjate, aléjate
Aléjate, aléjate, aléjate

Anuncios

Hasta ahora

  • 119,979 visitas.
A %d blogueros les gusta esto: