Rammstein – Ohne dich

Ya sé que se nota que estoy insoportablemente enamorada de Till Lindemann desde que me acerqué tanto a su trabajo en Rammstein. Pero claro, tuve una vida antes de este crush mayúsculo. Una vida donde amé, reí y lloré, mucho. Y aunque el corazón se me haya puesto frío y duro como una piedra, tanto que sólo Till puede hacer que lata lo suficiente para mantenerme con vida, este corazón antes latió furiosamente y para un solo amor. Uno que murió como mueren todos los amores, hace ya casi un año atrás.

Hoy quiero dejar a un lado la rabia que casi siempre me asalta al recordarlo, porque ya va siendo tiempo de sanar algunas heridas, aunque para recordar que estaban allí haya tenido antes que restregarles limón y sal, que fue lo que esta canción hizo para mí. La herida que este amor enorme me dejó fue profunda, tanto que aún después de tanto tiempo, sacadas de madre mutuas y promesas de eterna indiferencia, sigue sangrando con sólo tocarla un poco. A este alguien lo amé completo, con sus múltiples defectos y escasas virtudes. Cuando conocí sus lados más oscuros y ocultos, lo amé más aún. Tanto, que luego esos lados más oscuros y ocultos fueron la fuente más viva del amor que por él sentí. Sé que me amó también, en su retorcida manera, y abracé ese retorcido amor porque era la única forma en que él sabía y podía amar.

Cuando me di cuenta de que mi amor, mi único verdadero amor en cinco años, ya no existía, no lloré como quise y debí llorar. El orgullo fue más grande y lo que más sentí fue indignación, por la forma en que yo sentí que me hizo a un lado para seguir con su propia vida. Cuando murió este amor, no supe de empatía alguna, sólo ira y más ira oscura y sangrante. La herida mal cuidada gangrenó mi corazón, y aunque lo he intentado, no he podido volver a sentir ni una fracción de lo que sentí cuando lo amaba. Sencillamente el corazón se me murió cuando mi amor, mi eterno amor, murió para siempre. Este post es lo único que puedo gritarle de verdad, porque no saco nada ya ni siquiera con escribirle. Sé que mi ira terminó de matar en él hasta la amistad que con el tiempo iba quedando.

Frohe Valentinstag.

Ohne dich

Ich werde in die Tannen gehen
Dahin wo ich sie zuletzt gesehen
Doch der Abend wirft ein Tuch aufs Land
Und auf die Wege hinterm Waldesrand
Und der Wald er steht so schwarz und leer
Weh mir, oh weh
Und die Vögel singen nicht mehr

Ohne dich kann ich nicht sein
Ohne dich
Mit dir bin ich auch allein
Ohne dich!
Ohne dich zähl ich die Stunden ohne dich
Mit dir stehen die Sekunden
Lohnen nicht

Auf den Ästen in den Gräben
Ist es nun still und ohne Leben
Und das Atmen fällt mir ach so schwer
Weh mir, oh weh
Und die Vögel singen nicht mehr

Ohne dich kann ich nicht sein
Ohne dich
Mit dir bin ich auch allein
Ohne dich
(Ohne dich)
Ohne dich zähl ich die Stunden ohne dich
Mit dir stehen die Sekunden
Lohnen nicht ohne dich

Ohne dich

Und das Atmen fällt mir ach so schwer
Weh mir, oh weh
Und die Vögel singen nicht mehr

Ohne dich kann ich nicht sein
Ohne dich
Mit dir bin ich auch allein
Ohne dich
(Ohne dich)
Ohne dich zähl ich die Stunden ohne dich
Mit dir stehen die Sekunden
Lohnen nicht ohne dich
Ohne dich
Ohne dich
Ohne dich
Ohne dich

———————————————————————-

Sin ti

Iré por los abetos
Donde la vi por última vez
Aunque la tarde arroja un manto sobre la tierra
y sobre los caminos detrás del límite del bosque
Y el bosque está tan vacío y oscuro
Me duele, oh duele
Y los pájaros no cantan más

Sin ti no puedo estar
Sin ti
Contigo sigo estando solo
Sin ti!
Sin ti cuento las horas sin ti
Contigo los segundos se detienen
No valen nada

Sobre las ramas en las zanjas
ahora hay silencio y no hay vida
Y me cuesta respirar, oh es tan difícil
Me duele, oh duele
Y los pájaros no cantan más

Sin ti no puedo estar
Sin ti
Contigo sigo estando solo
Sin ti
(Sin ti)
Sin ti cuento las horas sin ti
Contigo los segundos se detienen
No valen nada sin ti

Sin ti

Y me cuesta respirar, oh es tan difícil
Me duele, oh duele
Y los pájaros no cantan más

Sin ti no puedo estar
Sin ti
Contigo sigo estando solo
Sin ti
(Sin ti)
Sin ti cuento las horas sin ti
Contigo los segundos se detienen
No valen nada sin ti
Sin ti
Sin ti
Sin ti
Sin ti

Anuncios

Rammstein – Bück dich (18+)

ADVERTENCIA: Este blog jamás se ha autocensurado y no pienso comenzar ahora. Sólo advierto que el video que acompaña a estas líneas NO ES APTO para menores de 18 años; tengo 2 hijos a los que animo siempre a oír y ver buena música, pero no les mostraría este video hasta que tuvieran, de verdad, 18 años, porque es un material que emula tanto y tan bien la pornografía que si lo hago, podrían meterme presa. En mi opinión, es probable que poco antes de los 18 ya puedan entenderlo y disfrutarlo, pero las leyes de mi país y de la mayoría del mundo civilizado dicen que no, de modo que si usted, estimado lector o lectora, no es mayor de edad de acuerdo con las leyes de su país de residencia, lo conmino a no activar el video adjunto y limitarse a leer la letra y traducción. Gracias.

Ahora sí, tengo que contarles mi anécdota de antenoche: en la más profunda de las anhedonias, inerte como un tronco recién cortado debido al simpatiquísimo momento que estoy pasando (yet again, yay!), me tropecé con esta presentación de Rammstein en el Family Values Tour de 1998, que compartieron con otros grandes y no tan grandes como Korn y Orgy. Sólo presentaron 2 canciones, “Du hast” y “Bück dich”, en ese orden. Pero primero se me ocurrió ver Bück dich, porque no la había revisado nunca en vivo… Mi mandíbula se cayó al piso. Cuando logré recogerla y ponerla en su lugar, la sonrisa no se me borró por horas. Horas. Rammstein ya me tiene acostumbrada a su desvergonzada obsesión por atravesar todos los límites de la decencia y las buenas costumbres establecidas (y por eso los amo cada día más) pero lo que tiene lugar en este video cruza la línea tan lejos que sencillamente la línea se pierde de vista en el horizonte. Valga mencionar que en 1999 el acto en cuestión les costó a Till y Flake Lorenz una noche de cárcel, por realizarlo en un escandalizable pueblucho de Amerika.

Así que, después de verlo una infinidad de veces desde antenoche hasta ahora, he decidido que en el momento en que me esté muriendo, no quiero que mi cerebro recree la famosa imagen del túnel de luz al final del cual te esperan tus difuntos amados. Lo que quiero ver mientras mi encéfalo se desoxigena y progresivamente muere, es una reproducción de este video: la glorificación de la transgresión, la burla épica a los “valores familiares”, la exaltación del falo, la imagen del suculento cuerpo de Till Lindemann agitándose en espasmos sexuales al ritmo de la música con ese alimenticio dildo chorreando lo que dicen que es una mezcla de licor de anís y agua. Sencillamente glorioso.

Bück dich

Bück dich, befehl ich dir
wende dein Antlitz ab von mir
dein Gesicht ist mir egal
bück dich

Ein Zweibeiner auf allen vieren
ich führe ihn spazieren
im Passgang den Flur entlang
ich bin enttäuscht

Jetzt kommt er rückwärts mir entgegen
Honig bleibt am Strumpfband kleben
ich bin enttäuscht, total enttäuscht

Bück dich
Bück dich
Bück dich
Bück dich
das Gesicht interessiert mich nicht

Der Zweibeiner hat sich gebückt
in ein gutes Licht gerückt
zeig ich ihm was man machen kann
und ich fang zu weinen an

Der Zweifuss stammelt ein gebet
aus Angst weil es mir schlechter geht
versucht er tief sich noch zu bücken
tränen laufen hoch den rücken

Bück dich
Bück dich
Bück dich
Bück dich

Bück dich, befehl ich dir
wende dein Antlitz ab von mir
dein gesicht ist mir egal
bück dich, nocheinmal!

Bück dich
Bück dich
Bück dich
Bück dich
Bück dich

——————————————————–

Agáchate

Agáchate, yo te lo ordeno
voltea ese rostro lejos de mí
tu cara no significa nada para mí
Agáchate

Un bípedo puesto en cuatro
lo saco a pasear
lentamente vamos por el pasillo
Estoy decepcionado

Ahora viene de vuelta hacia mí
la miel se queda pegada en el liguero
Estoy decepcionado, totalmente decepcionado

Agáchate
Agáchate
Agáchate
Agáchate
Esa cara no me interesa

El bípedo se ha agachado
y se ha puesto en buena luz
Le muestro lo que uno puede hacer
y me doy cuenta de que me pongo a llorar

El bípedo murmura una oración
su miedo me hace sentir mal
Trata de agacharse mucho más profundo
Las lágrimas corren por su espalda

Agáchate
Agáchate
Agáchate
Agáchate

Agáchate, yo te lo ordeno
voltea ese rostro lejos de mí
tu cara no significa nada para mí
Agáchate, otra vez!

Agáchate
Agáchate
Agáchate
Agáchate
Agáchate

Rammstein – Du reichst so gut

Hoy no vamos a hablar de sensibilidad poética ni de almas atormentadas. Hoy, meine Damen und Herren, este blog deja la razón y los sentimientos de lado y se vuelve pura piel, puro deseo, puro Tanz Metal y erotismo. Después de todo, qué sería el amor sin sexo? Nada más que edulcorante.

Asi que si tengo que nombrar una canción de Rammstein que me enloquezca por completo, una letra de Till Lindemann que me haga querer saltarle encima, ésta es. Inspirada al parecer por las ansias olfativas asesinas de Jean-Baptiste Grenoulile, motivadoras de más de una canción por ahí, ésta sí lleva el morbo de esa novela a otro nivel (era que no, con semejante letrista de por medio). A medida que mi alemán mejora y puedo traducir con algo más de soltura, me doy cuenta de que el idioma del amor no es el francés. No señor, el idioma del amor, con piel, deseo, humedad, furia y lujuria desbordante, es el alemán.

Ésta es, a mi juicio, la versión completamente PERFECTA de la canción. Tanz (baile) incluido:

Pero el video original (1995) es absolutamente imperdible. La piel húmeda de Till en contraste con sus hermosas cicatrices, esa mirada profundamente asesina y la sensación de que los 6 Rammstein en pleno te van a saltar encima a depredarte mientras sonríes de oreja a oreja… OMG. Tan hot que no se lo pienso mostrar a mi hija hasta que tenga al menos 12 años. Sé que no se puede ver directamente acá por restricciones de Universal, pero vayan a verlo a Youtube. En serio. Letra y traducción más abajo.

Du reichst so gut

-Der Wahnsinn-
ist nur eine schmale Brücke
die Ufer sind Vernunft und Trieb
ich steig dir nach
das Sonnenlicht den Geist verwirrt
ein blindes Kind das vorwärts kriecht
weil es seine Mutter riecht

-Ich finde dich-
Die Spur ist frisch und auf die Brücke
tropft dein Schweiss, dein warmes Blut
ich seh dich nicht
ich riech dich nur Ich spüre Dich
ein Raubtier das vor Hunger schreit
wittere ich dich meilenweit

Du riechst so gut
du riechst so gut
ich geh dir hinterher
du riechst so gut
ich finde dich

– so gut, so gut
ich steig dir nach
du riechst so gut
gleich hab ich dich

-Jetzt hab ich dich-
Ich warte bis es dunkel ist
dann fass ich an die nasse Haut
verrat mich nicht
oh, siehst du nicht die Brücke brennt
hör auf zu schreien und wehre dich nicht
weil sie sonst auseinander bricht

Du riechst so gut
du riechst so gut
ich geh dir hinterher
du riechst so gut
ich finde dich

– so gut, so gut
ich steig dir nach
du riechst so gut
gleich hab ich dich

Du riechst so gut
du riechst so gut
ich geh dir hinterher
du riechst so gut
ich finde Dich

– so gut, so gut
ich fass dich an
du riechst so gut
jetzt hab ich dich

——————————————————

Hueles tan bien

-La locura-
es sólo un puente estrecho
sus extremos son la razón y el impulso
Me trepo a él
la luz del sol confunde la mente
Un niño ciego avanza gateando
guiado por el olor de su madre

-Te encuentro-
El rastro está fresco y sobre el puente
gotea tu sudor, tu sangre tibia
No te veo
sólo te huelo, te siento
Un depredador que grita de hambre
Te huelo a kilómetros

Hueles tan bien
hueles tan bien
voy detrás de ti
hueles tan bien
Te encuentro

– tan bien, tan bien
Me trepo a él
Hueles tan bien
tengo que tenerte

-Ahora te tengo-
Espero hasta que esté oscuro
luego me aferro a la piel húmeda
no me traicionaré
oh, no ves que el puente se quema?
Deja de gritar y no te defiendas más
porque si sigues se destrozará

Hueles tan bien
hueles tan bien
voy detrás de ti
hueles tan bien
Te encuentro

– tan bien, tan bien
Me trepo a él
hueles tan bien
Tengo que tenerte

Hueles tan bien
hueles tan bien
voy detrás de ti
hueles tan bien
Te encuentro

– tan bien, tan bien
me aferro a ti
hueles tan bien
ahora te tengo.

Rammstein – Morgenstern


Durante muchos años tendí a pensar que el amor sólo les llegaba a las mujeres bonitas. Mi complejo de “patito feo” ensució desde el inicio mis experiencias amorosas. De hecho me llevó a pensar, hace no mucho, que el amor era una cosa inalcanzable para las mujeres que no nos destacamos por bellas, sino por otras cualidades como la independencia de pensamiento, la racionalidad o simplemente el huir del encasillamiento diabólico del género. Luego la conclusión fue más clara: eso no es MI culpa.

Y ahora, en pleno disfrute de la libertad de ser físicamente como soy, el empoderamiento de mi cuerpo y la espera de que el tan mentado amor se aparezca en la forma de un hombre pensante que aprecie la integralidad de lo que soy… se me cruza “Morgenstern”. De entender algunas frases sueltas al oírla, me pongo de cabeza a traducir y oh sorpresa, se me mueve el supuestamente sólido piso ideológico. Aún me siento “patito feo”; aún siento ganas de esconderme del día hasta que llegue aquel que vea mi belleza con el corazón. Es una larga historia, pero duele menos cuando hago mis tareas y descubro que Till Lindemann, siendo a mi juicio uno de los más bellos hombres que pisan la Tierra, fue un adolescente extremadamente inseguro, que escribió el siguiente poema (traducción mía de una versión en inglés que encontré en un grupo de Facebook):

Mi madre está ciega

El acné y la rosácea caminan de la mano
sobre mi tierna piel
sobre tierra virgen
y como broma, la han quemado

Mi padre me dice
querido niño, créeme aquí y ahora
la mujer que se case contigo
tendrá que ser fea o ciega

En el espejo yo no miro
Llevo la antorcha en mi cara
Estoy solo pero no en soledad
el acné y la rosácea estarán siempre conmigo

Si el complejo de “patito feo” marcó tanto a Till como para pensar que su madre lo amaba porque era ciega… es un alivio estar llegando a los 36 y aún no sentirme bella. Quizás nunca lo sienta, pero cada vez me importa menos.

Morgenstern

Sie ist häßlich, daß es graut
Wenn sie in den Himmel schaut
Dann fürchtet sich das Licht
Scheint ihr von unten ins Gesicht

So muß sie sich am Tag verstecken
Will das Licht doch nicht erschrecken
Lebt im Schatten bis der Schein vergeht
Sieht einen Stern im Zwielicht prangen und fleht

Mal mit Schönheit auf die Wangen

Morgenstern Ach, scheine!
Auf das Antlitz mein
Wirf ein warmes Licht
Auf mein Ungesicht
Sag mir ich bin nicht alleine

Häßlich, du bist häßlich
Du, du bist häßlich

Ich bin allein zur Nacht gegangen
Die späten Vögel nicht mehr sangen
Sah Sonnenkinder im Gewimmel und so
Rief ich in den gestirnten Himmel

Morgenstern Ach, scheine!
Auf die Liebste meine
Wirf ein warmes Licht
Auf ihr Ungesicht
Sag ihr sie ist nicht alleine

Sag ihr daß ich weine

Denn du, du bist häßlich
Du bist einfach häßlich

Der Mensch ist doch ein Augentier
Schöne Dinge wünsch’ ich mir
Doch du, du bist nicht schön, nein

Morgenstern Ach, scheine!
Auf die Liebste meine
Wirf ein warmes Licht
Auf ihr Ungesicht
Sag ihr sie ist nicht alleine

Und der Stern will scheinen
Auf die Liebste meine
Wärmt die Brust mir bebt
Wo das Leben schlägt

Mit dem Herzen sehen
Sie ist wunderschön

—————————————————-

Estrella de la mañana

Ella es fea, eso es horrendo
Cuando mira al cielo
la luz se aterroriza
Ilumina su rostro desde abajo

Así que de día debe esconderse
para no asustar a la luz
Vive en las tinieblas hasta que la luz se va
Ve una estrella resplandecer en el crepúsculo y suplica

Píntame belleza en las mejillas

Estrella de la mañana, oh brilla!
sobre este semblante mío
Arroja una tibia luz
sobre este horrible rostro mío
Dime que no estoy sola

Fea, tú eres fea
Tú, tú eres fea

Caminaba solo de noche
Los últimos pájaros ya no cantaban
Vi niños del sol en la multitud así que
Le grité al cielo estrellado

Estrella de la mañana, oh brilla!
sobre la amada mía
Arroja una tibia luz
Sobre su horrible rostro
Dile que no está sola

Dile que yo lloro

Porque tú, tú eres fea
Tú eres sencillamente fea

El hombre es un animal de vista
Cosas bellas son las que busco
Pero tú, tú no eres bella, no

Estrella de la mañana, oh brilla!
sobre la amada mía
Arroja una tibia luz
sobre su horrible rostro
Dile que no está sola

Y la estrella brillará
sobre la amada mía
Entibia mi pecho y me hace estremecer
donde la vida late

Al ver con el corazón
Ella es bellísima

Rammstein – Frühling in Paris

(c) Rammstein.de

Anoche mi hijo de casi 7 años vino hasta mi habitación para “desearme una vida feliz”. Más temprano, le había limpiado y curado la herida resultante de un aplastón de su dedito índice en la puerta del auto, y como gratitud por lo bien que se sentía ahora, venía a desearme eso, que tuviera una vida feliz. Lo acompañé de vuelta hacia su cama, me acosté un ratito con él, y sostuvimos la siguiente conversación:

“Sabes por qué quiero que tengas una vida feliz, mamá? Porque tienes todo para ser feliz. Tienes a tus hijitos que te aman, tienes a alguien que te quiere y te cuida cuando estás enferma o cansada…”

“Quién, amor?”

“Yo, mamá!”

Quedé perpleja. Mi hijo había notado mi tristeza de los días anteriores y había ctoncluido que era irrelevante, porque yo ya tenía todo para ser feliz. TODO. Para ellos ese “todo” era su amor, su cuidado, su preocupación. Con qué cara puedo llegar yo y estar nostálgica porque el amor de pareja no llega?

Quizás no es lo mío. Quizás el amor de pareja no es para mí, quizás no tengo la paciencia ni el cuidado ni la disposición al autosacrificio que implica el amor. Quizás sencillamente me amo demasiado a mí misma como para rebajarme a las demandas de otro, esperando sin embargo que el otro se adapte a las mías. Quizás, queridos y queridas, el amor está ahí para todos, menos para mí. Pero créanme, traduciendo esta hermosa canción sobre la pérdida de tu virginidad con una hermosa parisienne… se me hace difícil renunciar del todo a la posibilidad de sentir, aunque sea por una última vez, el corazón revoloteando como mariposa encerrada en mi pecho.

Del disco “Liebe ist für alle da” (2009) la pieza más dulce que le he escuchado a Rammstein desde que se tomaron mi vida por asalto. Si el “Oh non, rien de rien” le suena, es parte de la canción más conocida de la gran Edith Piaf.

Frühling in Paris

Im lichtkleid kam sie auf mich zu
Ich weiß es noch wie Heut’:
Ich war so jung,
Hab’ mich geniert
Doch hab’ es nie bereut.

Sie rief mir Worte ins Gesicht,
Die zunge Lustgestreut;
Verstand nur ihre Sprache nicht;
Ich hab’ es nicht bereut.

Oh non rien de rien
Oh non je ne regrètte rien

Wenn ich ihre Haut verließ –
Der frühling blutet in Paris.

Ich kannte meinen Körper nicht
Den Anblick so gescheut
Sie hat ihn mir bei Licht gezeigt
Ich hab es nicht bereut

Die Lippen oft verkauft so weich
Und ewig sie berühren
Wenn ich ihren Mund verließ
Dann fing ich an zu frieren

Sie rief mir Worte ins Gesicht,
Die zunge Lustgestreut;
Verstand nur ihre Sprache nicht;
Ich hab’ es nicht bereut.

Oh non rien de rien
Oh non je ne regrètte rien

Wenn ich ihre Haut verließ –
Der frühling blutet in Paris.

Ein Flüstern fiel mir in den Schoß
Und führte feinen Klang
Hat viel geredet nichts gesagt
Und fühlte sich gut an

Sie rief mir Worte ins gesicht
Und hat sich Tief verbeugt
Verstand nur ihre Sprache nicht;
Ich hab’ es nicht bereut.

Oh non rien de rien
Oh non je ne regrètte rien

Wenn ich ihre Haut verließ –
Der frühling blutet in Paris.

—————————————————

Primavera en París

Con un vestido ligero ella se acercó a mí
Lo recuerdo aún como si fuese hoy:
Yo era tan joven,
me sentí avergonzado,
aunque nunca me he arrepentido.

Me habló mirándome a la cara,
la lengua le temblaba;
No entendí su lenguaje;
Nunca me he arrepentido.

Oh no, nada de nada
Oh no, no me arrepiento de nada

Cuando abandoné su piel
La primavera floreció en sangre* en París.

No conocía mi propio cuerpo
Tan asustado de lo que contemplaba
Ella me hizo verlo a la luz
Nunca me he arrepentido

Los labios que se vendían tan suaves
Para que todos tocaran…
Cuando abandoné su boca
Fue cuando comencé a sentir tanto frío

Me habló mirándome a la cara,
la lengua le temblaba;
No entendí su lenguaje;
Nunca me he arrepentido.

Oh no, nada de nada
Oh no, no me arrepiento de nada

Cuando abandoné su piel
La primavera floreció en sangre en París.

Un susurro me cayó en el regazo
Y dio paso a un suave sonido
No dije gran cosa
Y me hizo sentir tan bien

Me habló mirándome a la cara,
la lengua le temblaba;
No entendí su lenguaje;
Nunca me he arrepentido.

Oh no, nada de nada
Oh no, no me arrepiento de nada

Cuando abandoné su piel
La primavera floreció en sangre en París.

—-
*blutet = juego de palabras con “blütet”, floreció.

Rammstein – Sehnsucht

Lo que partió como una sobredosis casi accidental de metal industrial alemán ha terminado convirtiéndose en una verdadera adicción que me ha costado la antipatía de varias personas de mi círculo cercano, virtual y real. No deja de ser curioso que Rammstein genere anticuerpos en tantas personas… Podría serles indiferente, pero no; me he topado con odios paridos y repulsiones profundas que honestamente no me esperaba, menos para una banda con el peso y la trayectoria de los alemanes. Pero seamos justos: revisando sus videos oficiales, presentaciones en vivo, portadas, etc., no puede menos que concluirse que hacen todo lo posible por ser o amados con locura u odiados visceralmente. Y les resulta.

Esto es lo último del “Sehnsucht” (1997) que postearé por ahora. Es de estas canciones de letras sensibles y emocionalmente vulnerables (que te hacen querer acurrucar a Till en tu regazo para que llore a sus anchas -en la expectativa de que luego se le pase la pena y se vuelva pura horniness, claro-), que se cantan con extrema rabia para disfrazar la tristeza. Muy de acuerdo a mi tono emocional de los últimos días, en que me peleé con criatura que se me pusiera por delante y por la razón que fuera, cuando en realidad lo que tenía era una inconmensurable nostalgia. Anhelo. Sehnsucht.

Admito que esta traducción me costó un poco más que las otras porque apela mucho más a imágenes metafóricas que a cosas concretas. Pero salió y aquí está, con video en vivo correspondiente a su DVD “Völkerball” (joya!). Se viene más Rammstein en este blog, ya estaba avisado. Es una fase de euforia, como cuando tienes un nuevo y absolutamente maravilloso amante y quieres mostrárselo al mundo; una vez que se incorporen a mi ADN (y mi alemán llegue honrosamente a “intermedio”), supongo que podré hablar de otras cosas aquí.

A los y las que siguen leyendo y enlazando aquí, danke von meinen Herz! (gracias de corazón!)

Sehnsucht

Lass mich deine Träne reiten
übers Kinn nach Afrika
wieder in den Schoss der Löwin
wo ich einst zuhause war

Zwischen deine langen Beinen
such den Schnee vom letzten Jahr
doch es ist kein Schnee mehr da

Lass mich deine Träne reiten
über Wolken ohne Glück
der grosse Vogel schiebt den Kopf
sanft in sein Versteck zurück

Zwischen deine langen Beinen
such den Sand vom letzten Jahr
doch es ist kein Sand mehr da

Sehnsucht versteckt
sich wie ein Insekt
im Schlafe merkst du nicht
dass es dich sticht
glücklich werd ich nirgendwo
der Finger rutscht nach Mexiko
doch er versinkt im Ozean
Sehnsucht ist so grausam

Sehnsucht!
Sehnsucht!
Sehnsucht!
Sehnsucht!

Sehnsucht versteckt
sich wie ein Insekt
im Schlafe merkst du nicht
daß es dich sticht
glücklich werd ich nirgendwo
der Finger rutscht nach Mexiko
doch er versinkt im Ozean
Sehnsucht ist so grausam

Sehnsucht!
Sehnsucht!
Sehnsucht!
Sehnsucht!

———————————————-

Nostalgia

Déjame cabalgar la lágrima
que cae por tu barbilla hasta África
de vuelta al regazo de la leona
donde una vez fue mi hogar

Entre tus largas piernas
busco la nieve del año pasado
Pero ya no hay nieve, se ha ido

Déjame cabalgar la lágrima
que cae por tu nube sin felicidad
El gran pájaro se abre paso con su cabeza
vuelve suavemente a su escondite

Entre tus largas piernas
busco la arena del año pasado
Pero ya no hay arena, se ha ido

Nostalgia escondida
como si fuera un insecto
en sueños no te das cuenta
de que se mantiene en pie
No encuentro en ninguna parte la felicidad
el dedo se desliza hasta México
pero se hunde en el océano
La nostalgia es tan cruel

Nostalgia!
Nostalgia!
Nostalgia!
Nostalgia!

Nostalgia escondida
como si fuera un insecto
en sueños no te das cuenta
de que se mantiene en pie
No encuentro en ninguna parte la felicidad
el dedo se desliza hasta México
pero se hunde en el océano
La nostalgia es tan cruel

Nostalgia!
Nostalgia!
Nostalgia!
Nostalgia!

Rammstein – Du Hast


Esto de la parafilia R+ por Till Lindemann es imparable. No sé hasta cuando me dure, tengo sólo una ligera noción de por qué me vino, pero la sensación es bastante parecida a la adicción a las drogas duras: terminas sintiéndote físicamente incómoda si pasas demasiadas horas sin ellos, así que siempre tienes tu dosis a mano (en mi caso, la discografía completa de Rammstein en el mp3 del móvil) para poder rápidamente retornar a la normalidad. Trabajé en adicciones un par de años, nunca he probado drogas duras; valga la aclaración.

El último trabajo de los alemanes (“Liebe ist für alle da”, 2009) es bastante más suave que “Sehnsucht”, el disco de 1997 en el cual estoy pegada desde ayer. Así que prefiero darle duro a los tracks que me matan de éste, antes de pasar al Rammstein más reposado y maduro de ahora. “Sehnsucht” (Nostalgia) es cafeína a la vena; riffs durísimos mezclados con convulsiones electrónicas amablemente proporcionadas por Christian “Flake” Lorenz (qué tipo freak increíble!). “Bestrafe mich”, la canción que acabo de postear esta mañana, pertenece a este disco, así como “Du Hast”, probablemente la canción más conocida que tiene la banda (o al menos eso concluyo cuando digo Rammstein y me responden “Ah, los de Du Hast!”). Lo que me enorgullece es que es la primera que entendí bien sin ayuda, captando la noción de la tipa con el vestido de novia en la cartera a la que le gritan NEIN! en los votos matrimoniales. Algo de la psiquis masculina con lo que concuerdo perfectamente: NO a los happily ever after, NO a los finales de cuentos Disney, NO al surrealismo. SÍ al hoy, que es todo lo que existe.

He aquí el video promocional lanzado como segundo single del disco:

Y acá mi versión favorita, la del “Live aus Berlin” (subida por su servidora con la mejor calidad que se pudo):

Du hast

Du
Du hast
Du hast mich

Du
Du hast
Du hast mich
Du hast mich
Du hast mich gefragt
Du hast mich gefragt
Du hast mich gefragt
Und ich hab nichts gesagt

Willst du bis der tod euch scheidet
Treu ihr sein für alle tage?
(Ja) Nein!
(Ja) Nein!
Willst du bis der tod euch scheidet
Treu ihr sein für alle tage?
(Ja) Nein!
(Ja) Nein!

Du
Du hast
Du hast mich

Du
Du hast
Du hast mich
Du hast mich gefragt
Du hast mich gefragt
Du hast mich gefragt
Und ich hab nichts gesagt

Willst du bis der tod euch scheidet
Treu ihr sein für alle tage?
(Ja) Nein!
(Ja) Nein!

Willst du bis zum tod der scheide
Sie lieben auch in schlechten tagen?
(Ja) Nein!
(Ja) Nein!

Willst du bis der tod euch scheidet
Treu ihr sein?
(Ja) nein
(Ja) nein

———————————————————————-


Tú has
Tú me has atrapado


Tú has
Tú me has atrapado
Tú me has atrapado
Tú me has preguntado
Tú me has preguntado
Tú me has preguntado
Y yo no he dicho nada

Quieres hasta que la muerte los separe
serle fiel hasta la eternidad?
(Sí) No!
(Sí) No!
Quieres hasta que la muerte los separe
serle fiel hasta la eternidad?
(Sí) No!
(Sí) No!


Tú has
Tú me has atrapado


Tú has
Tú me has atrapado
Tú me has preguntado
Tú me has preguntado
Tú me has preguntado
Y yo no he dicho nada

Quieres hasta que la muerte los separe
serle fiel hasta la eternidad?
(Sí) No!
(Sí) No!

Quieres hasta que se le muera la vagina*
amarla aún en los días malos?
(Sí) No!
(Sí) No!

Quieres hasta que la muerte los separe
serle fiel?
(Sí) No!
(Sí) No!

*juego de palabras en alemán con “hasta que la muerte los separe”

Rammstein – Bestrafe mich

Tengo que decirlo: me es imposible desligar esta canción de la noción de BDSM, aunque una vez traducida me queda claro que más bien hace alusión a la práctica Opus Deis de expiar los pecados con dolor. Alguien que cometió un pecado tan grande que necesita que lo castiguen tanto como para que ese pecado se haga pequeño. Pero al retumbar en mis oídos por primera vez, la sensación fue de una verdadera invitación al sadomasoquismo. Una con tarjeta de bordes dorados y un RSVP al que correría a confirmar mi asistencia. Tintes intencionales muy probablemente; se sabe que Till Lindemann siempre busca provocar y choquear a su público. Tengo que decir cuánto me enamora todo esto, o ya se entiende?

El video lo subí yo misma, al igual que la snapshot que acompaña estas palabras. Ambos provienen del DVD de 1998 “Live aus Berlin”, uno de los dos DVDs en vivo que ha editado la banda. Anoche acabo de bajar el segundo, Volkerball… Tenemos Rammstein para rato en este blog.

Letra y traducción hecha con una sonrisa de oreja a oreja, más abajo.

Bestrafe mich

Bestrafe mich
bestrafe mich
Stroh wird Gold
und Gold wird Stein
deine Grösse macht mich klein
du darfst mein Bestrafer sein, ja

Der Herrgott nimmt
der Herrgott gibt

Bestrafe mich
bestrafe mich
du meinst ja
und ich denk NEIN!
schliess mich ein in dein Gebet
bevor der Wind noch kälter weht

Deine Grösse macht mich klein
du darfst mein Bestrafer sein
du darfst mein Bestrafer sein

Deine Grösse macht mich klein
du darfst mein Bestrafer sein
du darfst mein Bestrafer sein
du darfst mein Bestrafer sein

Deine Grösse macht ihn klein
du wirst meine Strafe sein
Der Herrgott nimmt
der Herrgott gibt
doch gibt er nur dem
den er auch liebt…
Bestrafe mich

—————————————————–

Castígame

Castígame
Castígame
La paja se vuelve oro
y el oro se vuelve piedra
Tu tamaño me hace pequeño
Tú puedes ser mi castigador, sí

El Señor quita
El Señor da

Castígame
Castígame
Quieres decir que sí
y yo creo que NO!
Enciérrame en tus oraciones
antes de que el viento sople aún más frío

Tu tamaño me hace pequeño
Tú puedes ser mi castigador
Tú puedes ser mi castigador

Tu tamaño me hace pequeño
Tú puedes ser mi castigador
Tú puedes ser mi castigador
Tú puedes ser mi castigador

Tu tamaño lo hace pequeño
Tú te convertirás en mi castigo
El Señor quita
El Señor da
Pero también es el único
que a la vez da amor…
Castígame

Rammstein – Mutter

Debo comenzar confesando que me autoapliqué una sobredosis de Rammstein durante la última semana. Los conozco hace años, como todo el mundo, me gustaban las cuatro o cinco canciones que conocía y hasta ahí… Pero esta semana fue una verdadera locura en el trabajo, y durante una de las noches en que me amanecí elaborando gráficos y presentaciones, me topé con esta canción que desconocía por completo. Desde ahí los eventos fueron en cadena: bajar más discos, singles, discos en vivo, dvds… En dos o tres días me había escuchado prácticamente toda su carrera, y había desarrollado una extrañamente agradable parafilia: Till Lindemann.

Resultó que este alemanzote de más de 1,92 mt y maciza musculatura no es sólo un rockstar cualquiera; tiene la extraña mezcla de una obsesión por el sexo y la pirotecnia y una sensibilidad poética que me para los pelos. Qué le vamos a hacer, ya tengo casi 36 años y mis gustos se ponen cada vez más estrafalarios; no puedo concluir otra cosa de la oleada de sensaciones eróticas que me dejan temblando las rodillas cuando lo veo en escena, sobre todo al hacer su famoso “Till Hammer” (golpearse la rodilla con un puño al ritmo de los riffs mientras hace headbanging… permiso, voy a ponerme un babero).

Quise partir mostrándoles esta canción porque es la que me introdujo de un tirón al universo paralelo Rammstein. Como soy obsesionada con las letras y traducciones, inauguro con esto mi incursión en el alemán (que créanme, es mucho más fácil que el francés!). La letra habla de una criatura concebida en un experimento, sin madre que lo diera a luz, y luego abandonada a su suerte. El video acompaña esta noción, pero también siento que tiene el significado más profundo del apego materno y de cuánto nos daña la falta de una madre. La mía estuvo físicamente, pero mentalmente se ausentó desde el inicio por causa de una depresión crónica que nunca la ha abandonado del todo. De ahí que una vez, hace muchos años en terapia, evocara la imagen de un bebé dejado en una roca en el desierto, solo, llorando, sin abrigo, sin protección… Una poderosa imagen que me dejó claras las profundas cicatrices emocionales de la falta de una madre protectora y amorosa. Si bien he trabajado mucho en ello (principalmente para no traspasar el error a mis propios hijos), el tema para mí sigue siendo una verdadera marca de nacimiento. Parte de los eventos y situaciones que me hicieron quien soy. Al menos ahora esa parte de mí tiene banda sonora gracias a Till y los chicos. Espero de corazón que lo disfruten como yo, y que mi traducción no sea tan tiesa. Imagino que como todo, mi alemán irá mejorando con el tiempo.

Edit: Acabo de notar que el video, en todas las versiones subidas, está restringido para ser visto insertado aquí (gracias, Universal Music Group!). Lamentablemente tendrán que verlo siguiendo el link a YouTube. Mis disculpas por el inconveniente.

————————————–

Mutter

Die Tränen greiser Kinderschar
ich ziehe sie auf ein weisses Haar
werft in die Luft die nasse Kette
und wünsch mir, dass ich eine Mutter hätte

Keine Sonne die mir scheint
keine Brust hat Milch geweint
in meiner Kehle steckt ein Schlauch
Habe keinen Nabel auf dem Bauch

Mutter

Ich durfte keine Nippel lecken
und keine Falte zum Verstecken
niemand gab mir einen Namen
gezeugt in Hast und ohne Samen

Der Mutter die mich nie geboren
habe ich heute Nacht geschworen
ich werd ihr eine Krankheit schenken
und sie danach im Fluss versenken

Mutter

In ihren Lungen wohnt ein Aal
auf meiner Stirn ein Muttermal
entferne es mit Messers Kuss
auch wenn ich daran sterben muss

Mutter

In ihren Lungen wohnt ein Aal
auf meiner Stirn ein Muttermal
entferne es mit Messers Kuss
auch wenn ich verbluten muss

Mutter
oh gib mir Kraft

————————————————–

Madre

Las lágrimas de un montón de niños ancianos
me las limpio con mis cabellos grises
Arrojo al aire la cadena mojada
y desearía para mí, haber tenido una madre.

Ningún sol brilló para mí
Ningún pecho ha llorado leche
En mi garganta hay un tubo
No tengo ombligo en mi abdomen

Madre

No pude lamer ningún pezón
y en ningún pliegue me pude esconder
Nadie me dio ningún nombre
concebido de prisa y sin semen

A la madre que nunca me dio a luz
esta noche he jurado
darle una enfermedad
para que así ella en el río se hunda

Madre

En sus pulmones vive una anguila
En mi frente una marca de nacimiento
Quítala con el beso de un cuchillo
aunque me cause la muerte

Madre

En sus pulmones vive una anguila
En mi frente una marca de nacimiento
Quítala con el beso de un cuchillo
aunque me desangre hasta la muerte

Madre
oh dame fuerzas

Hasta ahora

  • 119,190 visitas.
A %d blogueros les gusta esto: