Rammstein – Ohne dich

Ya sé que se nota que estoy insoportablemente enamorada de Till Lindemann desde que me acerqué tanto a su trabajo en Rammstein. Pero claro, tuve una vida antes de este crush mayúsculo. Una vida donde amé, reí y lloré, mucho. Y aunque el corazón se me haya puesto frío y duro como una piedra, tanto que sólo Till puede hacer que lata lo suficiente para mantenerme con vida, este corazón antes latió furiosamente y para un solo amor. Uno que murió como mueren todos los amores, hace ya casi un año atrás.

Hoy quiero dejar a un lado la rabia que casi siempre me asalta al recordarlo, porque ya va siendo tiempo de sanar algunas heridas, aunque para recordar que estaban allí haya tenido antes que restregarles limón y sal, que fue lo que esta canción hizo para mí. La herida que este amor enorme me dejó fue profunda, tanto que aún después de tanto tiempo, sacadas de madre mutuas y promesas de eterna indiferencia, sigue sangrando con sólo tocarla un poco. A este alguien lo amé completo, con sus múltiples defectos y escasas virtudes. Cuando conocí sus lados más oscuros y ocultos, lo amé más aún. Tanto, que luego esos lados más oscuros y ocultos fueron la fuente más viva del amor que por él sentí. Sé que me amó también, en su retorcida manera, y abracé ese retorcido amor porque era la única forma en que él sabía y podía amar.

Cuando me di cuenta de que mi amor, mi único verdadero amor en cinco años, ya no existía, no lloré como quise y debí llorar. El orgullo fue más grande y lo que más sentí fue indignación, por la forma en que yo sentí que me hizo a un lado para seguir con su propia vida. Cuando murió este amor, no supe de empatía alguna, sólo ira y más ira oscura y sangrante. La herida mal cuidada gangrenó mi corazón, y aunque lo he intentado, no he podido volver a sentir ni una fracción de lo que sentí cuando lo amaba. Sencillamente el corazón se me murió cuando mi amor, mi eterno amor, murió para siempre. Este post es lo único que puedo gritarle de verdad, porque no saco nada ya ni siquiera con escribirle. Sé que mi ira terminó de matar en él hasta la amistad que con el tiempo iba quedando.

Frohe Valentinstag.

Ohne dich

Ich werde in die Tannen gehen
Dahin wo ich sie zuletzt gesehen
Doch der Abend wirft ein Tuch aufs Land
Und auf die Wege hinterm Waldesrand
Und der Wald er steht so schwarz und leer
Weh mir, oh weh
Und die Vögel singen nicht mehr

Ohne dich kann ich nicht sein
Ohne dich
Mit dir bin ich auch allein
Ohne dich!
Ohne dich zähl ich die Stunden ohne dich
Mit dir stehen die Sekunden
Lohnen nicht

Auf den Ästen in den Gräben
Ist es nun still und ohne Leben
Und das Atmen fällt mir ach so schwer
Weh mir, oh weh
Und die Vögel singen nicht mehr

Ohne dich kann ich nicht sein
Ohne dich
Mit dir bin ich auch allein
Ohne dich
(Ohne dich)
Ohne dich zähl ich die Stunden ohne dich
Mit dir stehen die Sekunden
Lohnen nicht ohne dich

Ohne dich

Und das Atmen fällt mir ach so schwer
Weh mir, oh weh
Und die Vögel singen nicht mehr

Ohne dich kann ich nicht sein
Ohne dich
Mit dir bin ich auch allein
Ohne dich
(Ohne dich)
Ohne dich zähl ich die Stunden ohne dich
Mit dir stehen die Sekunden
Lohnen nicht ohne dich
Ohne dich
Ohne dich
Ohne dich
Ohne dich

———————————————————————-

Sin ti

Iré por los abetos
Donde la vi por última vez
Aunque la tarde arroja un manto sobre la tierra
y sobre los caminos detrás del límite del bosque
Y el bosque está tan vacío y oscuro
Me duele, oh duele
Y los pájaros no cantan más

Sin ti no puedo estar
Sin ti
Contigo sigo estando solo
Sin ti!
Sin ti cuento las horas sin ti
Contigo los segundos se detienen
No valen nada

Sobre las ramas en las zanjas
ahora hay silencio y no hay vida
Y me cuesta respirar, oh es tan difícil
Me duele, oh duele
Y los pájaros no cantan más

Sin ti no puedo estar
Sin ti
Contigo sigo estando solo
Sin ti
(Sin ti)
Sin ti cuento las horas sin ti
Contigo los segundos se detienen
No valen nada sin ti

Sin ti

Y me cuesta respirar, oh es tan difícil
Me duele, oh duele
Y los pájaros no cantan más

Sin ti no puedo estar
Sin ti
Contigo sigo estando solo
Sin ti
(Sin ti)
Sin ti cuento las horas sin ti
Contigo los segundos se detienen
No valen nada sin ti
Sin ti
Sin ti
Sin ti
Sin ti

Anuncios

Bang Bang – Nancy Sinatra

Tengo una confesión que hacer: no me estoy sanando bien. De mis tantas heridas, muertes y renacimientos, me queda ahora un verdadero terror a enredarme con alguien con cromosoma Y. Me aterrorizan los hombres. Los veo siempre cargados de dobles intenciones, de mentiras, de utilitarismo, de narcisismo. Y no puede ser posible que todos sean iguales. No puede ser. Si yo en general tengo intenciones claras y limpias, no logro entender cómo todo ejemplar con que me topo últimamente es exactamente lo opuesto.

Cuestión de probabilidades? Sencillamente son todos o casi todos el equivalente a un chocolate relleno de excremento? Yo tengo mal ojo? Malos patrones? Ellos tienen los malos patrones? Les enseñan desde la infancia que las mujeres somos un objeto desechable? Se agrupan de adolescentes para reforzar esta creencia? Está claro que la televisión y los medios en general bombardean la idea día y noche, pero hasta los que pregonan no dejarse influenciar por el mandato cultural y mass media… terminan comportándose igual que sus pares más brutos. Parece que no tenemos salvación. Yo al menos.

Así que ando con una actitud defensiva ante todo el que se me acerque y esconda bolas colgando en sus pantalones. Es miedo, y está mal, pero por ahora no tengo mejores estrategias que blandir una katana imaginaria, como la de Uma Thurman en la foto.

Kill Bill es una película, sobre todo, de reivindicación del género. Es la mujer la que gana la pelea. Es la leona la que mata al malvado león y se lleva a la cría, feliz y a la vez llorando. Porque podremos ganarles por fuera, pero nos matan por dentro. Por eso va esta canción de Nancy Sinatra, parte del soundtrack de la película, donde un juego infantil termina con un corazón roto.

Bang Bang

I was five and he was six
We rode on horses made of sticks
He wore black and I wore white
He would always win the fight

Bang bang, he shot me down
Bang bang, I hit the ground
Bang bang, that awful sound
Bang bang, my baby shot me down

Seasons came and changed the time
When I grew up I called him mine
He would always laugh and say
“Remember when we used to play

Bang bang, I shot you down
Bang bang, you hit the ground
Bang bang, that awful sound
Bang bang, I used to shoot you down”

Music played and all people sang
Just for me the church bells rang…

Now he’s gone I dont know why
Until this day, sometimes I cry
He didn’t even say goodbye
He didn’t take the time to lie

Bang bang, he shot me down
Bang bang, I hit the ground
Bang bang, that awful sound
Bang bang, my baby shot me down

————————————————————–

Bang Bang

Yo tenía cinco años y él tenía seis
Montábamos caballitos de palo
Él vestía de negro y yo de blanco
Siempre le tocaba ganar la pelea

Bang bang, él me disparó
Bang bang, yo caí al piso
Bang bang, ese espantoso sonido
Bang bang, mi chico me disparó

Pasaron las estaciones y los tiempos cambiaron
Cuando crecí le dije que era mío
Él siempre se reía y decía
“Te acuerdas cuando jugábamos

Bang bang, yo te disparaba
Bang bang, tú caías al piso
Bang bang, ese espantoso sonido
Bang bang, yo siempre te disparaba”

Sonó la música y la gente cantó
Sólo por mí las campanas de la iglesia sonaron…

Ahora él se fue y yo no sé por qué
Hasta este día, a veces lloro
Ni siquiera se despidió
No se dio tiempo ni para mentir

Bang bang, él me disparó
Bang bang, yo caí al piso
Bang bang, ese espantoso sonido
Bang bang, mi chico me disparó

Nostalgia

no necesariamente todo tiempo pasado fue mejor, pero sí queda claro que todo tiempo pasado deja huella.

infancia en los ’70, radio am puesta en la cocina, y Jeanette con esa voz tan post-coito (antecesora de Tori Amos?). preciosos recuerdos, buenísimas canciones.

Porque te vas – Jeanette

Hoy en mi ventana brilla el sol y el corazón
se pone triste contemplando la ciudad
porque te vas

Como cada noche desperté pensando en tí
y en mi reloj todas las horas vi pasar
porque te vas

Todas las promesas de mi amor se irán contigo
Me olvidarás, me olvidarás
Junto a la estación lloraré igual que un niño
porque te vas, porque te vas,
porque te vas, porque te vas

Bajo la penumbra de un farol se dormirán
todas las cosas que quedaron por decir,
se dormirán.

Junto a las manillas de un reloj, despertarán
todas las horas que quedaron por vivir
esperarán

Todas las promesas de mi amor se irán contigo
Me olvidarás, me olvidarás
Junto a la estación lloraré igual que un niño
porque te vas, porque te vas,
porque te vas, porque te vas


Frente a frente – Jeanette

Queda, que poco queda
de nuestro amor apenas queda nada
apenas mil palabras, quedan
queda sólo el silencio
que hace estallar la noche fría y larga
la noche que no acaba
sólo eso queda

Sólo quedan las ganas de llorar
al ver que nuestro amor se aleja
frente a frente bajamos la mirada
pues ya no queda nada de que hablar, nada

Queda poca ternura
y alguna vez haciendo una locura
un beso y a la fuerza, queda
queda un gesto amable
para no hacer la vida insoportable
y asi ahogar las penas
sólo eso queda

Sólo quedan las ganas de llorar
al ver que nuestro amor se aleja
frente a frente bajamos la mirada
pues ya no queda nada de que hablar, nada

Hasta ahora

  • 119,190 visitas.
A %d blogueros les gusta esto: